¡Comprobado! Decir mentiras daña tu salud

Decir mentiras puede causar desde dolores de espalda

y cabeza hasta infertilidad

Verdades a medias, respuestas esquivas, disculpas falsas, interés simulado… Para un vasto número de personas, mentir es algo normal. Un estudio ela­borado por investigadores de la Univer­sidad de Notre Dame, en EE.UU., afirma que decir mentiras causa problemas físicos y psicológicos a corto plazo.


Para ello, cerca de 110 personas de entre 18 y 71 años de edad, separados en dos grupos, fueron sometidos a aná­lisis. La mitad de ellos fueron instruidos para evitar las preguntas que podrían conducir a decir una mentira y la otra mitad tuvo libertad para engañar.


Los responsables del estudio examinaban cada semana a los pacientes, a través del polígrafo, y llegaron a la conclusión de que el grupo honesto tenía mejor salud que los mentirosos, presentando un promedio de cuatro veces menos quejas relacionadas con la salud mental y tres veces menos quejas de dolores físicos.