Depresión: más allá de lo que se ve


La osteoporosis es una enfermedad que afecta los huesos, se caracteriza por la disminución de la resistencia ósea, lo cual predispone a las personas que la padecen a tener mayor riesgos de fracturarse con tan solo una caída, agacharse o toser, por ejemplo.


En los casos más graves, los pacientes pueden ser incapacitados permanentemente.

Con el paso de la edad, la resistencia de los huesos cambia de manera considerable. Lo normal es que los tejidos de los huesos se rompan y se remplacen constantemente. Pero, en el caso de la osteoporosis, la generación de huesos nuevos es más lenta que la eliminación de tejidos viejos.


Los factores comunes que la desarrollan son: envejecimiento, mayor índice de masa corporal, antecedentes familiares, dieta pobre en calcio, mujeres que ya han pasado por la menopausia (y por ende hay reducción de estrógenos), etnia (sobre todo los caucásicos y asiáticos), hipertiroidismo, inmovilización o vida sedentaria, uso excesivo o prolongado de algunos medicamentos (corticoides, antiepilépticos o fármacos para la tiroides) y consumo de tabaco, alcohol o café.


¿Cómo prevenir la osteoporosis?


De acuerdo con la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés) y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) puedes tomar algunas acciones para prevenir la enfermedad:

  1. Ten una dieta rica en cantidades adecuadas de calcio.

  2. Evita la malnutrición e ingesta deficiente de proteínas.

  3. Mantén un suministro adecuado de vitamina D.

  4. Realiza actividad física periódicamente. Por lo metros entre 150 y 300 minutos de ejercicio a la semana.

  5. Evita el tabaquismo y la exposición al humo de tabaco.

  6. Evita el alcohol.

  7. Evita bajar de peso abruptamente.

  8. No consumas más de tres tazas de café al día.

  9. Asoléate entre 15 y 20 minutos 4 veces a la semana.

  10. Y no olvides acudir con un médico especialista para que te oriente cuáles son las cantidades necesarias de calcio y vitamina D que tu cuerpo requiere, sobre todo si sufriste algún trastorno alimenticio.

4 vistas

© 2020 Iglesia Universal del Reino de Dios - Colombia