¿Tu vida financiera está muerta? Descubre cómo resucitarla


¿Cómo ha sido tu relación con tu vida profesional y financiera? ¿Tienes proyectos pero no salen adelante? ¿Tienes metas, pero no logras hacer algo para que estas se realicen? ¿Te sientes estancado(a) o impotente?


Si eso está sucediendo es porque, probablemente, algo dentro de ti murió. Si tu esperanza y fe ya no son las mismas, consecuentemente tu vida no resultará bien. A final de cuentas, una fe muerta, sin actitud, es igual a una vida muerta.


Lo mismo sucedió con el pueblo de Israel. En ese entonces, el profeta Ezequiel vio un valle lleno de huesos secos. Por medio de aquella situación, Dios le mostró a su siervo cómo todo cambiaría (lee Ezequiel 37:11-14).